Campaña de la RENTA

En la declaración de la RENTA, también conocida como la declaración anual del IRPF, los ciudadanos debemos rendir cuentas ante Hacienda por los ingresos que hemos obtenido durante el ejercicio.

Tanto aquellos que obtengamos por cuenta ajena como aquellos por cuenta propia y en general todos los ingresos que percibamos durante el periodo.

Este impuesto no es un tipo fijo, se trata de un impuesto que grava progresivamente mediante tramos la suma de ingresos obtenidos en total durante el ejercicio.

Conocer el funcionamiento del impuesto es de vital importancia tanto para declarar correctamente nuestras ganancias como para cuadrar cuentas con Hacienda.

El IRPF como hemos visto, se calcula por tramos, pero no lo pagamos cuando hacemos la declaración, sino que hemos ido haciendo ingresos a cuenta cada mes o cada trimestre en función de si somos trabajadores por cuenta ajena o por cuenta propia.

Estos ingresos a cuenta también incluyen aquellas retenciones que nos realiza el banco cuando por ejemplo recibimos un interés por invertir nuestro dinero en algún producto financiero y también los pagos a cuenta que realizan los autónomos cada trimestre mediante el modelo 130/131.

Una vez estamos delante de nuestra declaración de la RENTA, anotaremos todos nuestros ingresos (Nominas, cobros a clientes, alquileres, venta de inmuebles…) y también todos nuestros gastos, como la Seguridad Social, los gastos derivados del alquiler…etc

Posteriormente, se calcula la cantidad que deberíamos pagar por dichos ingresos obtenidos y se aplican las deducciones.

Así pues, en la declaración de la RENTA, hacemos un resumen de todo lo que hemos ingresado, descontando los gastos, pagos a cuenta y deducciones a las que tengamos derecho.

Todo ello da como resultado si Hacienda nos ha retenido de mas a lo largo del año, o si por el contrario deberemos abonar a Hacienda el montante que falta.

Como decíamos anteriormente, es de vital importancia que esta información se remita lo mejor posible a Hacienda, pues sino, corremos tres tipos de riesgos, excedernos en las deducciones y que nos devuelvan de mas, declarar incorrectamente los ingresos y no computar correctamente todas las deducciones que nos corresponden.

En los dos primeros casos supondrá una multa por parte de Hacienda y en el tercer caso supondrá que habremos perdido un dinero que nos habían retenido de mas.

Desde Asesoría SIC prestamos servicios de asesoría fiscal e informática a autónomos y pymes. Contáctanos.

logo sic

Horario Oficina

  • Télefono 911 570 770
  • Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Lunes a Viernes de 9:00 a 15:00
  • Lunes a Jueves de 16:00 a 18:00